Clase

Introducción

Como lo señalamos en el Módulo Común, el eje de esta capacitación, no son las TIC o sus usos técnicos sino la apropiación de ellas que pueda hacemos los docente y el modo en que su incorporación pueda enriquecer la propuesta educativa. Si no pensamos estas cuestiones, el uso de la herramienta puede reforzar las peores prácticas educativas tradicionales, aquellas que solo buscan que los estudiantes reciban pasivamente o repitan un conocimiento que no les es propio.

Por todo esto, al momento de ir usando los cuestionarios, iremos revisando posibilidades de utilización y haremos hincapié en los intercambios de los foros de cada semana.

El ejemplo de Picología

La plataforma Moodle, desde su incorporación a partir de 2004 en la UNC ha ido creciendo paulatinamente, teniendo actualmente una presencia en prácticamente todas las unidades académicas de esta casa de estudios. Su uso es variado, desde propuestas de posgrado a su más extendido "apoyo a  la presencialidad" esto es, como complemento del dictado y cursado de clases tradicionales, presenciales. 

La Facultad de Psicología fue pionera en la implementación de Moodle, tanto por su uso académico como por su incorporación formal, reconocida a nivel institucional de la Unidad Académica. Actualmente materias de distintos años utilizan la actividad cuestionario para la toma de exámenes de una masa importante de estudiantes. Así, Moodle se convierte en una plataforma que nos permite gestionar la masividad, una característica extendida en casi todos los primeros años de las carreras que ofrece la UNC.

Les invito a observar el siguiente video en donde se explica el proceso de incorporación de Moodle a la Facultad de Psicología. La entrevistada es la Lic Ana Bianco, una referente en materia de Moodle en nuestra Casa de Estudios. En  este caso en lo referente estrictamente a los cuestionarios, comienza desde el minuto 3 aproximadamente. La intención de poner este video aquí es doble: por un lado poder vislumbrar los usos que posibilita el cuestionario y por el otro reconocer que todo proceso de incorporación de tecnología en la educación es gradual y continuo, permanente y que se apoya en las tradiciones de trabajo de los docentes, a sus ritmos y necesidades.